Bitcoin sigue siendo el foco del ecosistema para los inversionistas institucionales

Bitcoin fue la criptomoneda predilecta entre los inversionistas institucionales este año 2019, señala el más reciente informe de Vision Hill Group. Los analistas aseguran que las empresas dedicadas al sector financiero tradicional se encuentran más interesadas en Bitcoin que en otros proyectos relacionados con tecnologías blockchain.

El estudio llevado a cabo por Vision Hill Group, una empresa con sede en Nueva York que se especializa en la administración de activos financieros. Según su informe, Un enfoque institucional del mercado de activos digitales 2019-2020, las instituciones clasifican a la industria de criptomonedas en dos categorías distintas. En primer lugar se encuentra el mercado de Bitcoin y luego en segundo lugar «todo lo demás». Esta última categoría que engloba proyectos DeFI, DAO, de identidad digital e incluso tokens de seguridad. Es decir, todos aquellos proyectos del ecosistema que no se encuentran enfocados directamente con la compraventa de Bitcoin.

Esta visión no unificada del ecosistema favorece a la larga a Bitcoin, puesto que al ser el foco de atención, resulta ser la criptomoneda más investigada y probada por inversionistas institucionales. Los analistas de Vision Hill consideran que esta diferenciación se ha dado por varias razones, basadas en la complejidad de la tecnología, la volatilidad del mercado y las expectativas de sus usuarios.

Blockchain es percibida como una tecnología nueva y complicada, señalan en el informe. Debido a ello, son muchos los inversionistas institucionales que no desean trabajar con proyectos demasiado técnicos. No obstante, tampoco planean perder la oportunidad de conocer nuevas tecnologías financieras y aprovechar el momento de inversión; por lo cual apuestan por la criptomoneda más popular que es Bitcoin.

Bitcoin es la primera blockchain del mercado, por lo cual se encuentra mucha más información y personas familiarizadas con su funcionamiento. También se debe tomar en cuenta que es la criptomoneda con mayor capitalización y cobertura mediática. Estas características favorecen la adopción entre inversionistas tradicionales, destacan los analistas.

Otra razón que destaca a Bitcoin de otras criptomonedas, son los mercados bajistas y la volatilidad en los precios. Durante los períodos de incertidumbre en el mercado de activos, los inversionistas tienden a apostar por aquellos activos que ofrezcan mayor seguridad. Bitcoin, al ser la criptomoneda con menor volatilidad del mercado, es comúnmente elegida por los inversionistas para evitar pérdidas a causa de la volatilidad.

Sobre el «oro digital» y la volatilidad

Los discursos de la comunidad bitcoiner contribuyen a la conformación de una reputación que potencia la adopción de esta criptomoneda con el pasar del tiempo. Por ejemplo, en el informe se destaca que cada vez es más popular la narrativa de comprar bitcoins porque es el «oro digital». Asimismo, se asegura que la criptomoneda es un método de resguardo de valor ante una posible recesión económica nacional o mundial.

Los expertos consideran que aunque estos discursos tienen argumentos sólidos, todavía es muy pronto para asegurar este tipo de pronósticos. Los analistas coinciden que Bitcoin podría convertirse en el nuevo oro, puesto que posee un suministro finito y escasez digital. De igual manera, en países como Venezuela y Argentina ha sido utilizado como método de resguardo de valor. No obstante, los analistas de Vision Hill concluyen: «Bitcoin aún no es un refugio seguro en relación con otros activos tradicionales como el oro o los bonos del Tesoro de EEUU».

Más allá de estas narrativas, los investigadores de Vision Hill pudieron identificar una tendencia entre los inversionistas y el uso de Bitcoin como valor de referencia. El informe propone que el mercado de Bitcoin está siendo utilizado para calcular el coeficiente Beta del mercado de criptomonedas. Es decir, es utilizado para medir el grado de volatilidad de la rentabilidad de una acción —en este caso criptoactivos— en relación con la volatilidad promedio del mercado en que se cotiza. De esta manera, un inversionista puede saber si dicho activo es riesgoso o no.

Debido a que Bitcoin es una de las criptomonedas con el precio más estable, la cual en el último año parece estar desarrollando un precio piso, los inversionistas pueden usarla como referente. Al comparar la rentabilidad de Bitcoin y su volatilidad con otras criptomonedas, el inversionista puede tomar una decisión más acertada.

Los entusiastas motivan la adopción de Bitcoin

Bitcoin, además, fue el invitado de honor de nuevos proyectos llevados a cabo por instituciones financieras. Galaxy Digital operó con sus dos nuevos fondos de Bitcoin este 2019, así como también se presentó este año la plataforma Bakkt y el producto de servicios de asesoría de Fidelity. Por si fuera poco, Grayscale Bitcoin Trust registró las mayores entradas trimestrales en sus seis años de operaciones el segundo trimestre del 2019; movilizando 171 millones de dólares relacionados con esta criptomoneda.

Sin embargo, los analistas apuntan que la introducción de Bitcoin a los mercados institucionales no es tan extensa como parece. Según cálculos de la firma, se ha invertido unos 200 mil millones de dólares provenientes de capital institucional en la industria de criptomonedas. Aunque la cifra parece alta, si tomamos en cuenta que en los mercados institucionales circulan anualmente más de 70 trillones de dólares.

En este sentido, aunque los expertos consideran que se ha logrado un sustancial crecimiento en las inversiones institucionales este 2019, todavía el mercado tiene mucho que trabajar. El foco, según el informe de Vision Hill, es que los inversionistas institucionales sigan progresando a nivel educativo con las criptomonedas y potenciando proyectos en sus empresas. De esta manera, la incorporación de Bitcoin y otras tecnologías financieras relacionadas no podrá ser fácilmente cuestionada en el seno institucional.

Artículos

Mantente informado de las novedades

Please enable the javascript to submit this form